Ficha del Reto Innotransfer

2022_R_85

Prioridad AVI del Reto

12.- OtrosOtros

Título del reto

CPM 4 VALÈNCIA: ECONOMÍA VALÈNCIANA CIRCULAR Y SOSTENIBLE – IDENTIFICACIÓN DE TECNOLOGÍAS Y SOLUCIONES INNOVADORAS QUE CONTRIBUYAN A LA MINIMIZACIÓN DE LOS RESIDUOS DE LA CIUDAD; CAMBIO DE PARADIGMA EN LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS Y LÍQUIDOS HACIA UN ESCENARIO DE CERO DESECHOS Y DE NEUTRALIDAD CLIMÁTICA. TRANSFORMACIÓN ECOLÓGICA DE LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS Y CULTURALES DE LA CIUDAD

Necesidad a resolver

Las ciudades representan el 85% de la generación del PIB mundial, son responsables del 75% del consumo de recursos naturales y nutrientes, y generan el 50% de los desechos globales. Como consecuencia, la transformación de las cadenas de valor de las zonas urbanas resulta esencial para conseguir una transición eficiente hacia un modelo de economía circular.

Además de las actuaciones dirigidas a la valorización de los residuos sólidos y líquidos que se generan, esta transición implica reducir la cantidad de estos residuos, desarrollando y aplicando soluciones innovadoras que permitan rediseñar los flujos de consumo relacionados con seis sectores prioritarios; construcción, alimentación, moda, bienes de consumo, turismo e industria.

Nuevos flujos que permitan cerrar la circularidad de la economía trabajando sobre el diseño inicial de productos y servicios, fomentando la producción y distribución de proximidad, facilitando la reparación y reutilización, y maximizando el reciclaje y la valorización final. Todo esto a fin de que los productos, materiales y recursos utilizados en la ciudad se mantengan en uso el mayor tiempo posible.

La implantación de estos nuevos flujos requiere, en muchos casos, el desarrollo e implantación de tecnologías, soluciones y modelos de negocio innovadores: nuevos materiales de embalaje, nuevos modelos de titularidad de bienes y de prestación de servicios, nuevos conceptos de uso y reutilización de prendas de ropa, nuevos materiales, tecnologías y modelos de construcción y vivienda, nuevos sistemas de planificación de la compra y consumo de alimentos… etc.

El Ayuntamiento de València ha desarrollado numerosas actividades a favor de la sostenibilidad y la economía circular. Entre las más recientes actuaciones, se encuentra su participación en el Clúster de Sostenibilidad y Economía Circular del sector hostelero bajo el lema “Si nos movemos, todo cambiará”, siendo la primera ciudad del mundo en certificar la huella de carbono del turismo. Entre los temas tratados se incluyeron el desperdicio alimentario, medidas compensatorias para la huella de carbono de las terrazas y el impacto del sector en la estructura social.

Por otro lado, el Ayuntamiento de València forma parte del Acuerdo Europeo por una Ciudad Verde que reduzca la contaminación, fomente la economía circular y aumente la biodiversidad, preparando su candidatura para la Capitalidad Verde Europea en el año 2024. Esta candidatura representa un paso al frente en la creación de oportunidades de financiación comunitaria para una transición hacia una Europa más limpia y saludable.

Adicionalmente, la Generalitat Valènciana en colaboración con Ecovidrio y la Entidad Metropolitana para el Tratamiento de Residuos (EMTRE), llevó a cabo un novedoso módulo de recuperación de envases de vidrio, en la planta de residuos urbanos de Manises, que permite la recuperación de toneladas de vidrio no separadas correctamente, de modo que se conviertan en recursos con valor que se puedan reciclar y reaprovechar.

Diferentes administraciones nacionales, regionales y locales han desarrollado actividades con el objetivo de reconducir la economía y los modelos de producción y consumo hacia modelos circulares. A nivel nacional se destaca la aprobación de la Estrategia Española de Economía Circular y el Pacto por una Economía Circular.

Estos elementos sientan las bases para impulsar un nuevo modelo de producción y consumo centrado en el ciclo de vida de los materiales y productos, para la minimización de residuos y el aprovechamiento eficiente de los recursos. La Estrategia se alinea con los objetivos de los planes de la Unión Europea, con el Pacto Verde Europeo y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Por otro lado, el Pacto por la Economía Circular es una iniciativa impulsada por los Ministerios de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y de Economía, Industria y Competitividad para avanzar en la transición hacia este nuevo modelo económico.

Entre las líneas de actuación recogidas se encuentra el desarrollo de nuevos materiales y productos avanzados, sostenibles y versátiles, junto al uso de nuevas tecnologías TIC y logísticas, optimizando los sistemas de producción y distribución. También destacan medidas para la instauración de un modelo de economía circular en la vivienda y automoción, implicando a la ciudadanía. Se incluyen retos relacionados a los modelos de negocio, como alargar la vida útil de los productos, producir y aumentar las aplicaciones de productos de origen renovable, reciclar y mejorar la eficiencia de los recursos disponibles. Finalmente, se motiva la colaboración público-privada, a través de programas de I+D+i llevados a cabo por universidades y empresas, en vías de diversificar la economía y promover el avance empresarial eficiente y sostenible.

El objetivo general de este proyecto es recopilar la información necesaria para preparar un Acuerdo Marco en Compra Pública de Innovación, con diferentes lotes, siempre que el resultado de la Consulta Preliminar al Mercado esté en los términos previstos para la Compra Pública de Innovación. De dicho Acuerdo Marco en Compra Pública de Innovación, emanarán los diferentes contratos basados, tal y como se prevé en la Ley de Contratos del Sector Público.

Cabe señalar que, en función del estado del arte y de las soluciones que se planteen, podrá dar lugar a otros tipos de licitación, ya sean licitaciones de compra pública ordinaria, por estar suficientemente maduro el mercado, o procedimientos de compra pública precomercial, así como procedimientos de asociación para la innovación, si los resultados de la CPM estuvieran en estadios muy tempranos, lejanos a soluciones comerciales.

Requisitos de la solución

Se requiere identificar soluciones y tecnologías innovadoras, de cualquier naturaleza, con aplicación potencial en la Ciudad de València, que permitan a su Ayuntamiento impulsar la transformación hacia un modelo circular de la Ciudad en cualquiera de los ámbitos relacionados con su dinámica urbana, en coherencia con los objetivos del Pacto Verde Europeo, del Acuerdo Europeo por una Ciudad Verde, y del Pacto por la Economía Circular del Gobierno de España, con una ambición global de Cero Residuos y de descarbonización de la ciudad hacia una neutralidad climática impulsada por la Misión Climática València 2030.

En el ámbito de impacto de esta CPM, se destaca el interés del Ayuntamiento por identificar, también, tecnologías y soluciones que incidan específicamente sobre alguno de los sectores económicos clave para el éxito de la Misión Climática València 2030 (turismo, agroalimentación, cultura y ocio, comercio y servicios) impulsando su transformación hacia un modelo económico sostenible en un escenario de neutralidad climática. Asimismo, el Ayuntamiento quiere resaltar su interés por identificar propuestas que contribuyan a impulsar la economía del conocimiento y el emprendimiento en la ciudad.

De forma no exhaustiva, se persigue identificar tecnologías y soluciones innovadoras que permitan:

a. Maximizar la aplicación en la Ciudad del concepto de jerarquía de los residuos, promoviendo la prevención de su generación, fomentando la reutilización, fortaleciendo el reciclado y favoreciendo su trazabilidad.

b. Maximizar la aplicación del concepto del ecodiseño en infraestructuras, equipamientos y servicios de gestión municipal, tanto en las nuevas adquisiciones, como en las intervenciones de renovación y mejora. Y esto, a fin de minimizar su huella de carbono, minimizar la introducción de sustancias nocivas en sus procesos constructivos, productivos y en su composición, maximizar el origen renovable de los materiales utilizados, facilitar su reparabilidad, prolongar su vida útil y posibilitar su valorización al final de ésta.

c. Maximizar la aplicación del concepto del ecodiseño en la organización e implementación de las actividades culturales y deportivas significativas de la ciudad, con un foco específico, pero no excluyente, en las relacionadas con la fiesta de las Fallas y con los eventos culturales y deportivos de participación masiva, manteniendo o fortaleciendo siempre el valor intangible actual de nuestro patrimonio cultural. Y esto, a fin de minimizar su huella de carbono, minimizar el uso de productos nocivos en sus procesos y materiales, maximizar el origen renovable de los productos utilizados, y posibilitar, en su caso, el reciclado.

d. Fomentar el consumo responsable, incluyendo tanto herramientas de información sobre las características de los productos y servicios, como modelos de fomento de su utilización por las empresas y la ciudadanía.

e. Hacer más eficientes los flujos en las cadenas de valor alimentarias en la Ciudad, minimizando el desperdicio de alimentos, incluso mediante soluciones y tecnologías que fomenten una mayor eficiencia en su gestión a nivel comunitario y doméstico.

f. Optimizar la valorización selectiva de residuos alimentarios de origen doméstico, y de la restauración, con alto potencial intrínseco de generación de materias primas secundarias o de producción de vectores energéticos.

g. Hacer más eficientes, de manera específica, los flujos en las cadenas de valor relacionadas con la operativa de los mercados municipales y los comedores escolares, a fin de reducir el desperdicio de alimentos, fomentar el consumo local, optimizar la valorización de los residuos generados, y asegurar la circularidad de todos los materiales y equipos relacionados con su logística.

h. Maximizar la recuperación de los materiales y productos contenidos en los residuos de la ciudad, sólidos y líquidos (de cualquier origen) para su reutilización como materias primas y recursos de valor, garantizando la salud de las personas y la protección del medio ambiente y con un objetivo de Cero Residuos y neutralidad climática. Incluso contemplando cambios de paradigma en los modelos de gestión.

i. Contribuir a impulsar la circularidad de los flujos de consumo en las industrias de la construcción y de la moda, con cualquier tipo de solución que fomente la reutilización de productos y componentes y la recuperación de materias primas.

j. Maximizar la valorización energética de aquellos materiales contenidos en los residuos de la ciudad y su entorno, sólidos y líquidos (de cualquier origen) que no sean recuperables como materias primas, mediante estrategias de valorización directa y de producción de vectores energéticos para el transporte y la movilidad. Y esto, a fin de explorar e impulsar la transición de las plantas de tratamiento de residuos sólidos y líquidos de la ciudad hacia un modelo de biorrefinería, garantizando la salud de las personas y la protección del medio ambiente, y con un objetivo de Cero Residuos y de reducción de emisiones de CO2.

k. Conectar las estrategias de valorización de residuos urbanos líquidos con acciones de renaturalización a fin de maximizar su potencial como recurso hídrico no convencional, optimizando, al mismo tiempo, el aprovechamiento de los nutrientes incluidos en su fracción orgánica, garantizando la salud de las personas y la protección del medio ambiente.

l. Cualquier otra solución o tecnología innovadora que tenga un potencial de contribución significativa sobre el objetivo de transformar el modelo de consumo de la Ciudad hacia la circularidad en cualquiera de los ámbitos relacionados con su dinámica urbana.

 

Si su entidad desea utilizar Innotransfer para ayudarle en la búsqueda de socios para presentarse conjuntamente a esta CPM, puede cumplimentar la ficha de solución que aparece en esta misma página.

Alternativamente, si desea obtener más información o presentarse de manera individual a esta CPM, puede acceder a la web de Missions València 2030.

Plazo deseado de la solución

Medio Plazo (hasta 24 meses)

Proponer una solución​